Crítica de imperio de David Lynch

Para todos los que alguna vez miramos alguna de las pelis de David sabemos que no se caracterizan demasiado por ser sencillas o fáciles de entender con escenas que rosan lo ridículas

Pero que resultan inolvidables como la del club silencio, o la de la fiesta en carretera perdida.

Un director que supo atrapar al espectador en las más absurdas historias dueño de una estética y estilo propios de un loco obsesivo.

David siempre logra un fuerte impacto en el espectador y aunque a muchos no le guste tiene un público fanático que va a ver cualquier cosa que estrene muy pocos directores despiertan tanta pación como este prueba de ello es el hecho que en internet existen cientos de páginas dedicadas a él.

Como ya dije David nos tiene acostumbrado a un cine de locos algo absurdo para el espectador común pero plagado de sentido para un grupo de fanáticos empedernidos, pero en imperio Lynch propone un cine más absurdo aun

Imperio

Esta es sin duda la película más atrevida de deivit casi maratónica pare no terminar nunca como lo anticipa un disco al comienzo del film, luego unos burros que aparecen siempre oportunamente nos advierten sobre la trama de la película la película es atrapante y a diferencia del resto de las películas de linch esta no tarda demasiado en volverse un absurda secuencia de ridículos eventos que nos mantienen atónitos frente a la pantalla pegados como moscas al televisor la historia es simple pero lynch la propone en una secuencia desordenada casi como un rompecabezas para armar.

Mi sentencia es 9 puntos le pondría un diez pero nada es perfecto

Espumon.