Este artículo tratará sobre la historieta publicada en “Action Comics” de la editorial DC Comics, en los números 858 al 863, entre octubre de 2007 y marzo de 2008, titulada (en idioma original) “Superman and The Legion of Super-Heroes”, escrita por Geoff Johns y dibujada por el genial Gary Frank, uno de los dibujantes más apropiados para este superhéroe.

Sin embargo, antes de abocarnos a ella hace falta una introducción a la relación entre el más grande de los superhéroes de DC y el grupo de jóvenes héroes del futuro, y a la historia de este grupo del futuro.

La Legión

La Legión de Super-Héroes es un grupo de DC Comics que apareció por primera vez en el año 1958, en la historieta “Adventure Comics #247”. Este equipo está situado actualmente en el siglo 31 de nuestra era (antes estaba situado en el siglo 30) y está compuesto de jóvenes y adolescentes de diversos planetas y luchan por la justicia, como básicamente la mayoría de los superhéroes. Sin embargo, existieron tres versiones diferentes de este grupo.

La primera de las tres es, naturalmente, la versión original, que apareció en 1958 y se extendió su publicación en las historietas de DC alternadamente hasta el año 1994. En aquel año sucedió uno de los grandes eventos del Universo DC que fue “Hora Cero”: una historieta que tuvo como consecuencia la alteración de diversas cuestiones de la continuidad de DC. Una de ellas fue la modificación radical de la Legión de Super-Héroes. Esta versión, conocida como “Post-Hora Cero” se extendió hasta el año 2004, para darle paso a una nueva versión de la Legión, diferente a las dos previas, que es en la que actualmente se publican las historietas que llevan el título “Legion of Super-Heroes” de DC Comics.

Superman y la Legión

De todas estas versiones del equipo, Superman entabló una relación de amistad únicamente con la primera de las tres Legiones, cuando aún era un adolescente y era llamado Superboy. Superboy y la Legión compartieron una gran cantidad de aventuras; fuera del mundo de ficción, se extendieron en las historietas desde 1958 hasta 1980. Sin embargo, como consecuencia del más grande de los eventos de DC Comics, y también una de las mejores historietas que ha publicado la editorial, “Crisis en Tierras Infinitas” (del año 1985), en principio el Superman adolescente jamás existió y por lo tanto tampoco la relación con la Legión de Super-Héroes, ni ninguna de las aventuras publicadas en aquellas viejas historietas.

Más allá de lo confuso que pueda resultar, en el 2005 DC Comics publicó una historieta que en parte fue una secuela de la Crisis publicada en 1985, titulada “Crisis Infinita” que produjo nuevas consecuencias en el Universo DC. Aún resta explicarse, pero quizás una de las consecuencias fue que las tres Legiones que alguna vez publicara la editorial siempre existieron, en líneas temporales alternativas tal vez. (Las explicaciones es probable que se den en la venidera historia titulada “Legion of Three Worlds”, o, traducido, “Legión de los Tres Mundos”)

Lo cierto es que en el 2007, en una historia que cruzó las historietas de la “Justice League of America” y de la “Justice Society of America” (la Liga de la Justicia de América y la Sociedad de la Justicia de América) titulada “Lightning Saga” (“La Saga del Relámpago”) reapareció la Legión de Super-Héroes original con pequeñas modificaciones. El escritor de esta serie, el mismo Geoff Johns, aclaró que esta Legión era la misma que se publicara desde 1958, pero hasta 1985 y no 1994; es decir, que es la misma historia hasta “Crisis en las Tierras Infinitas”, pero no abarca lo que sucedió desde la Crisis hasta el evento llamado “Hora Cero”. Por lo tanto, esta Legión conoció a Superman siendo un adolescente, reintroduciéndose a la continuidad de DC las historias de Superboy y la Legión.

Superman y la Legión de Super-Héroes en Action Comics

Tanta explicación previa quizás haya resultado confusa, pero eran necesarias las aclaraciones. ¿Por qué? Porque esta misma versión del equipo del futuro que apareciera en la “Saga del Relámpago” es la que vemos en la historieta que nos compete en este artículo, y no la que se publica actualmente ni la Post-Hora Cero.

En la historia “Superman y la Legión de Super-Héroes”, el más grande de los superhéroes es convocado por uno de los integrantes de la Legión, Brainiac 5, el ser más inteligente del Universo, para viajar en el tiempo al siglo 31 porque él es la última esperanza del equipo de jóvenes héroes del futuro. Sin embargo, para convencer a Superman de que viaje, antes debía hacerle recordar su pasado como integrante de la Legión, cuando él también era un adolescente, ya que por la Crisis (la de 1985) lo había olvidado todo. Es así que rememora la primera visita de la Legión y la primera aventura y dice: “… por supuesto, la Legión solía visitarme entre los días de escuela. Nosotros teníamos aventuras entre clases… después me mudé a Metrópolis, luego sucedió la Crisis, y nunca más los volví ver…” (Action Comics 858).

De este modo, Superman decide sin dudar realizar el viaje en el tiempo para ayudar a sus viejos amigos. Sin embargo, cuando llega al año 3008, nada es lo que él esperaba. Por empezar es recibido por oficiales de la Science Police (Policía Científica, traducción burda) que lo quiere asesinar, pero irrumpen tres miembros de la Legión que se sorprenden por completo de su presencia en ese lugar, o mejor dicho, en ese momento, porque habían decidido por unanimidad no convocarlo al futuro. Inmediatamente se da cuenta que la Legión de Super-Héroes está fuera de la ley cuando los policías comienzan a disparar contra ellos, para enterarse segundos después que en el 3008 el Sol de la Tierra es rojo, lo que significa que no cuenta con ninguno de sus superpoderes. Sin embargo, eso es tan sólo el principio de la historia.

En este futuro, Earth-Man, quien fuera rechazado para ingresar a la Legión muchos años atrás cuando era Absorbancy Boy, logró que se creyera una historia falsa sobre Superman: que había nacido en la Tierra, en Smallville, en lugar de haber sido adoptado, que había recibido sus poderes de la Madre Tierra y había dedicado su carrera a proteger a la humanidad contra las amenazas extraterrestres. De esta forma, la verdadera historia de Superman se considera una farsa inventada por la Legión, y no sólo eso, sino que además que los miembros de la Legión discriminaban a los que eran de la Tierra, como Earth-Man. Todo esto es consecuente con la política del gobierno de la Tierra, que buscaba separarse de la Unión de Planetas Unidos y rechazaba a todos los extraterrestres, lo que incluye, naturalmente, a los miembros de la Legión de Super-Héroes. Por esto último es que los integrantes del equipo de superhéroes del futuro se encuentran dispersos por todo el universo, y muchos desconocen el paradero. Para completar la gravedad de la situación, Earth-Man reunió a los demás hombres rechazados por la Legión en el pasado y formó la Justice League of Earth (Liga de la Justicia de la Tierra), para perseguir y atrapar a todos los miembros de la Legión.

Visión general de la historieta

Hasta allí llegamos con la trama para no quitarle todo el misterio y la sorpresa, y que aún valga la pena leer la historieta. No quiere decir esto que por enterarse de todo lo que sucede a lo largo de la historia pierda valor artístico, pero sí pierde toda la gracia de enterarse uno lo que va sucediendo.

“Superman y la Legión de Super-Héroes” es una historia atrapante, con un gran guión de Geoff Johns y geniales dibujos de Gary Frank. Johns, hace un gran trabajo introduciendo de a poco a los miembros de la Legión para no abrumar con información a lectores que los desconocen por completo, pero reservando para los viejos fanáticos, las apariciones de muchos personajes que hacía años que no se veían en las historietas de DC Comics. Además, la trama guarda varios elementos sorpresa desde el principio hasta el fin, sin olvidarnos lo bueno que es que Superman recuerde todas sus aventuras con la Legión que se publicaran en aquellas clásicas historietas. Y qué decir de Gary Frank: es maravilloso como dibuja al más grande de todos los héroes, pero no se queda ahí, haciendo un gran trabajo en todos los números que forman esta historieta.

En fin, es una gran historieta, que se disfruta a cada página: por los guiones, por los dibujos, por los regresos y por la historia en sí misma.