La ropa para invierno puede ser un gran problema para toda mujer. Es muy difícil lucir bien y estilizada cuando una tiene que ponerse tantos abrigos. Por esto, es importante conocer un poco más sobre telas, modelos y prendas, para poder lucir lo mejor posible un día de temperaturas bajo cero extremas.

Muchas creen que un día de mucho frío tienen que vestir la mayor cantidad de prendas posibles, pero lo cierto es que existe ropa para invierno muy abrigada que, con sólo algunos ítems, bastará. De esta forma, no tendrás que vestir decenas de prendas para protegerte de las temperaturas bajas.

Las mujeres no tienen por qué lucir mal en invierno, y, para lograr lo contrario, es necesario conocer algunos secretos. Existen prendas con cortes especiales y telas de todo tipo para evitar la sobrecarga de ropa, y así, acentuar la figura. El objetivo de este artículo es ayudar a todas esas mujeres que no pueden encontrar prendas de ropa para invierno que les sirva de abrigo y las haga lucir bien. Sigue estos consejos, y te aseguro que este invierno podrás lucirte plenamente.

La lana es la mejor opción. Existen muchas prendas de ropa para invierno hechas con lana a la moda y al cuerpo. Así que, con sólo un lindo sweater de lana, puedes acentuar tu figura, sin tener que usar otros ítems encima. Hay distintos tipos de lana, y algunas son más abrigadas que otras. Tal vez, con un sweater de lana de oveja, no será suficiente para un tiempo muy frío. La lana de llama, en cambio, es increíblemente abrigada porque tiene la particularidad de conservar la temperatura. Dentro del mundo de la moda, existe una gran variedad de atuendos en lana: bufandas, sacos, sombreros, sweaters.

La pana, también conocida como corduroy, es un tipo de tela gruesa y suave, perfecta para el invierno. Este tipo de tela luce muy bien en pantalones y camperas. Por proteger del frío de manera eficiente, la ropa de pana puede vestirse sin necesidad de usar muchos abrigos más. Por ejemplo, con un pantalón de pana y unas lindas botas, podrás estar abrigada y además lucir fantástica. También puedes optar por una pollera del mismo material hasta las rodillas y unas medias abrigadas y botas de caña alta. Esta combinación te brindará un look muy sofisticado y elegante.

El polar también es una tela que protege del frío, pero generalmente no luce bien con ropa elegante. La tela de polar es común en la ropa para invierno deportiva. Sin embargo, es una buena opción para tu ropa cotidiana, ya que una prenda de polar arriba de una de algodón te proporcionará el calor necesario.

El jeans también es muy bueno en climas fríos. Existen telas de jeans más finas que otras. Por esto, tienes que asegurarte de usar jeans grueso en invierno. Las polleras y los pantalones de jeans son una muy buena opción. En el torso, es preferible usar un tipo de tela más abrigada.

En climas fríos, es muy elegante y conveniente usar botas de caña alta. Las botas de caña alta por encima de los pantalones harán lucir tus piernas más delgadas y formadas que si las usaras por debajo. A veces, la ropa para invierno nos hace ver poco femeninas porque no podemos resaltar mucho las curvas, por eso es aconsejable usar tacos altos y finos, para darle un toque más femenino a tu look.

Con respecto a los abrigos, es conveniente usar un sobretodo largo o un blazer en vez de una campera inflada. Las camperas infladas se pusieron muy de moda últimamente, pero lo cierto es que no resaltan para nada la figura del cuerpo. Los sobretodos o blazeres tienden a afinar la forma de la cintura gracias a su confección. Si tienes las caderas anchas, lo mejor es usar sobretodos largos, y si tus caderas son angostas, un blazer que no las cubra es la mejor opción. De esta manera se crea un efecto visual que mejorará tu figura.

Cuando se trata de polleras, en climas fríos, es recomendable usar polleras que lleguen a las rodillas o las cubra. Si tu silueta es angosta, lo más recomendable es usar polleras lápiz. Este tipo de polleras son cerradas desde la cadera hasta el ruedo y estilizan la figura, haciendo que tus piernas no luzcan tan delgadas. Si, por el contrario, tienes piernas más robustas, lo mejor es usar polleras abiertas, que no se moldeen al cuerpo. De esta manera, tus piernas lucirán más delgadas. Este tipo de polleras se ajustan en la cintura, y son sueltas en la zona del ruedo.

Con los accesorios apropiados, puedes mejorar el look de tu ropa para invierno y también protegerte un poco más del frío. Las bufandas son el accesorio ideal para lograr ambos efectos. Una bufanda no sólo protegerá tu cuello sino que, también, funciona para agregar un toque de color a tus prendas. Generalmente, la ropa para invierno se caracteriza por tener colores oscuros, pero una bufanda puede romper ese esquema y darle una pizca de color y vida a tu imagen. Los ponchos también son accesorios ideales que tienen más o menos la función de las bufandas, pero cubren un poco más el cuerpo y, en la actualidad, están muy a la moda.

Si aún sientes frío con poca ropa, en vez de seguir agregando prendas anchas por encima de lo que tienes puesto, prueba usar ropa térmica por debajo de la ropa. Existen remeras hechas de tela de media y otras telas térmicas que no se notarán debajo de un sweater. También puedes usar pantimedias debajo del pantalón o de una pollera.

Por lo que ves, en invierno, no tienes por qué lucir como un esquimal. Siempre es aconsejable buscar la menor cantidad de prendas posibles, que estén hechas de telas y tejidos muy abrigados. También hay que prestarle atención al efecto visual que tu ropa para invierno generará según tus curvas. La próxima vez que vayas a comprar ropa para invierno, recuerda estar atenta al tipo de tela que eliges y a los cortes de las prendas.