Cuando se celebran los juegos olímpicos existen dos disciplinas que dentro de este evento ocurrido cada cuatro años se destacan ampliamente por sobre el resto, estas son el atletismo y todas sus modalidades, de campo y de pista y la natación.

El simple hecho de poseer este privilegiado lugar dentro de las espectativas de los espectadores y telespectadores alrededor del mundo hacen de la natación uno de los deportes más populares, además de ser el más completo, el que proporciona un desarrollo físico casi íntegro del practicante.

No por nada suelen contemplarse el trabajado físico de los atletas en las competencias, además de ser habitual que muchos de los mismos empezaron en el deporte por consejo médico, debido a problemas respiratórios.

El beneficio de la práctica de este deporte en el sistema respiratório se evidencia debido al ejercicio aeróbico constante que debe mantenerse cuando se nada cualquiera de los estilos sea crawl, pecho, mariposa o estilo espalda.

También es recomendable como ejercício para personas que sufren problemas cardíacos o hipertensión así como para personas que padezcan sobrepeso, ya que en el agua se ejercita gradualmente sin oposición gravitatória, a partir de pequeños pero contínuos esfuerzos.

Las lesiones graves de columna, cervicales o espalda así como las recuperaciones de operaciones de rodilla y tobillo, suelen ser tratadas a partir de la actividad acuática en piscinas, por razones similares a las descritas previamente.

Si bien existen evidencias de la práctica en la antiguedad, es en la Inglaterra Victoriana que empieza a enfocarse de manera competitiva la natación, surgiendo los primeros campeonatos nacionales.

Habiéndose extendido exitosamente por los países que conformaban antiguas colonias británicas, se decide incluir a la natación en la primera edición de los juegos olímpicos en Atenas 1896, formando esta parte de todos los juegos efectuados en la llamada era moderna de las olimpíadas.

Se distinguen cuatro estilos, los aceptados oficialmente por las asociaciones afiliadas, que conforman las competencias.

El crawl o estilo libre es el protagonista en cualquier competencia y los atletas que se destacan en este estilo suelen ser los más representativos de la natación.

Luego al mismo nivel de popularidad, pero no de complejidad, se encuentran los otros estilos, el estilo mariposa, el de espalda y el estilo de pecho.

En el estilo libre las brazadas se efectuan alternando uno, luego otro brazo mientras que las patadas oscilan casi en un movimiento armónico de la cadera que impulsa la base de las piernas alternadamente también.

En el estilo mariposa las brazadas son conjuntas, ambos brazos la realizan al mismo tiempo por encima de la cabeza, mientras que la cadera realiza un movimiento ondulante, las patadas son llamadas de delfin por como la pierna en toda su extensión baja bruscamente en forma descendente para golpear la superfície del água, este estilo suele ser el más complejo de aprender y al mismo tiempo el más llamativo de observar.

En el estilo de espalda se invierte la posición del cuerpo respecto de la superfície acuática, flotando con la espalda en contacto con el água mientras que la técnica no sugiere grandes dificultades, las brazadas son alternadas y las patadas oscilantes casi como en el estilo libre.

La última técnica se la conoce de dos maneras diferentes, pecho y braza, en dónde el nadador sumerge cási prácticamente todo su cuerpo bajo el água en el momento que termina de dar las brazadas, para luego emerger su cabeza y hombros impulsados por las mismas, que son efectuadas lateralmente, las patadas se realizan en sincronía con las brazadas aunque no generen tanto impulso.

Las competencias más importantes a nivel mundial son el campeonato mundial de natación de la FINA(Federacion International de Natacion Amateur)celebrado cada cuatro años y los juegos olímpicos.

Estas competencias incluyen várias pruebas, definidas por estilo de nado y dimensión a nadar, en el estilo libre compiten atletas en modalidades que van desde los 50 metros(dimensión del largo de la piscina olímpica) hasta los 1500 tanto para varones como para mujeres, en los otros estilos no se sobrepasan los 400 metros.

También se compite en equipos formando relevos del mismo estilo o combinando los cuatro, pero los mismos constan siempre de cuatro integrantes.

En los últimos años, de los setenta a esta parte, los atletas se han enfocado de manera casi obsesiva en bátir marcas pre-establecidas, haciendo que el fantasma del dóping aparezca y consiguientemente se tomen medidas al respecto.

En la actualidad se viven momentos de grandes marcas, muchos récords han sido rebajados y todo se lo deben a la utilización de nuevas tecnologias en la confección de mayas para los nadadores, tanto que éstas han sido adoptadas por los hombres que se visten de manera similar a las mujeres cuando deben zambullirse a la piscina, pero este hecho no ha frenado las sospechas de dopaje, dado los casos recientes de atletas no solo de la natación, sino también de otros deportes.

Si a grandes exponentes del deporte debemos referirnos, los nombres más conocidos son al mismo tiempo los de los nadadores contemporáneos, dada la popularidad masiva que el deporte adquirió con la televisación de los juegos olímpicos a partir de la década del setenta.

La primer gran estrella de la natación fué Mark Spitz quién en los juegos olímpicos de Munich en !972, asombró al mundo al obtener no sólo siete medallas doradas( récord absoluto) sino también batir todas las marcas posibles, logrando así siete récords mundiales.

Nacido y criado en Califórnia, luego de una breve estadía en Hawai, empezó a nadar bajo la dirección de un famoso entrenador que en poco tiempo, a los diez años ya demostraba aptitudes destacadas, lo formó para ser el talento que dominaría la natación durante 4 años, sin embargo cuando la cita de México en 1968 llegó, la altura de dicha ciudad lo afectó tanto que sólo pudo cosechar 2 preseas doradas en pruebas de relevo.

Pero luego de iniciar sus estudios en la Universidad de Indiana y cambiar de entrenador, retomó la senda del triunfo y apesar de la trágica ocurrencia que obscureciera los juegos de Munich, fué en esa ciudad dónde brilló imponiéndose en los 100mts. libres, 200mts. libres, 100mtrs. mariposa, 200 mtrs. mariposa, 4x100mts libre, 4x200mtrs. libre, 4x100 medley. Debido al secuestro de atletas Israelíes y dada su origen judía, fué inmediatamente retirado de Alemania por cuestiones de seguridad. Con 22 años y luego de su gloriosa labor decide retirarse, dedicandose en los setenta a diferentes apariciones televisivas.

El sucesor de Spitz también fué norte-americano y de Califórnia, Matt Biondi lograría en la universidad marcas destacadas que le propinaron un rápido reconocimiento en los círculos de la natación norteamericana, tanto que a los 19 años compone el equipo de 4x100 libres que gana la medalla dorada en Los Angeles 1984, la primera de su cosecha total de ocho preseas en citas olímpicas.

Pero el evento dónde trataría de emular a Spitz sería Seúl '88, juegos dónde finalmente alcanzaría la nada despreciable cantidad de cinco medallas doradas, una de plata y una de bronze, sin que esto significara para él motivo alguno de frustación, pero el récord de Spitz se mantendría intacto hasta hoy día.

Alexander Popov es el gran nadador de la década del noventa, siendo considerado el 'sprinter' (velocista) más virtuoso de la historia.

Se cuenta que en su infancia le temía al agua, de manera que su padre tuvo que obligarlo a practicar la natación en el colegio primário.

Una vez desarrollado como nadador hubo un momento clave en su carrera, el cambio de estilo practicado, de nadar espaldas pasó al estilo libre, recomendado por el entrenador soviético Petrov.

Así inicia una carrera afamada junto a su entrenador Gennadi Touretski que al ser contratado por la federación australiana decide llevárselo a Popov a la Isla Continente.

El gran mérito que acarrea su historial es el de haber sido el único en repetir sendos títulos olímpicos, los de los 50mts. libres y el de los 100mts. libres en citas consecutivas, Barcelona '92 y Atlanta '96.

Además mantuvo intacto su récord de los 50mts. libres hasta principios de este año, cuando Klim un australiano se lo arrebató.

Uno de los hechos más significativos de su vida no se relaciona con su carrera deportiva, sino que tratóse de una pelea callejera dónde fué acuchillado en el abdómen, tuviendo que ser operado urgentemente y pasar un largo período de recuperación.

Pero aún así volvió a las piscinas para seguir cosechando títulos y medallas hasta la fecha de su retiro ocasionado en los juegos de Atenas 2004.

Latinoamérica tuvo grandes exponentes en este deporte, medallistas olímpico incluso, países como Argentina, Brasil, Venezuela, México y hasta Surinam han cosechado preseas en diferentes juegos, siendo que en los años '90 Brasil contó con la dupla Borges/Scherer ambos medallistas olímpicos en Barcelona '92 y Atlanta '96 y Sidney 2000.

Pero se recuerda aún la medalla dorada lograda por Anthony Nesty en los juegos de Seul '88, nadador proveniente de Surinam y que además de batir al ultrafavorito en una de sus pruebas predilectas (Matt Biondi en los 100mts. mariposa) se convirtió en el primer nadador negro en ganar la presea de oro en la natación.

Su carrera siguió al mismo nivel ya que dicho logro posibilitó una transferencia a una Universidad norteamericana dónde contó con entrenadores de prestígio que lo llevaron a lograr el campeonato mundial de Perth '91 en Australia y al año siguiente otra medalla olímpica en Barcelona, siempre en la prueba de 100mts. mariposa,pero esta vez de Bronce.

Para Beijing 2008 se espera que Brasil y quizá algún que otro nadador latino aporten finalistas en algunas de las tantas pruebas que irán a disputarse, así también la confirmación del nuevo astro del deporte, el norteamericano Michael Phelps, quién al igual que Biondi tratará de acumular tantas medallas de oro como sea posible para superar el récord aún vigente de Mark Spitz de Munich '72.

Bibliografia:

Biografias: Wikipedia y otros.