Introducción

Entenderemos la didáctica como la práctica de una teoría pedagógica en el desarrollo del proceso de enseñanza-aprendizaje, orientada específicamente a la enseñanza, es decir, cómo enseñar de forma que se cumplan los objetivos y se satisfagan lo más posible las expectativas de todos los participantes de este proceso.

Para que estos requerimientos se cumplan, en primer lugar la didáctica requiere acomodarse y adaptarse al medio en el que se practica, a saber: el entorno social y la población a la que va dirigida. De estas premisas se desprenden las ideas a continuación.

La formación del docente

Entre las características de formación que un profesional de la educación superior requiere cumplir, están el perfil técnico científico –como parte de sus conocimientos del área que va a enseñar- y las competencias que la labor docente exige, como son planificar las horas de enseñanza, ejecutar la planificación, y evaluar los resultados de aprendizaje.

Partamos del conocimiento de que un profesor de educación superior debe responder a la expectativa de enseñar un conjunto de conocimientos a una población cuyo objetivo es capacitarse para ejercer una profesión en un determinado con junto social. Por tanto, los estudiantes llegan a las aulas con un amplio bagaje de conocimientos previos que deben engranarse con los nuevos a fin de lograr aprendizajes significativos. Esta es una primera estrategia didáctica que el docente de educación superior debe implementar en su labor.

Su formación didáctica también pasa por asumir un liderazgo orientado a enseñar a los estudiantes a ser autónomos en cuanto a sus propios procesos de aprendizaje. El docente entonces debe estar formado no sólo con técnicas sino que necesita trabajar una postura personal de valoración de las capacidades del otro, pues cada uno puede y debe asumir la responsabilidad de su educación. El papel de líder también implica aplicar estrategias que incidan positivamente en la cohesión grupal, pues el ambiente de aprendizaje y enseñanza afecta indudablemente en la motivación para aprender, pieza clave para que se cumpla el objetivo de fijación y comprensión de conocimientos.

Otra área de formación es el conocimiento de los principios de aprendizaje. Cómo se realiza el aprendizaje en las personas, las maneras de aprender puesto que no existe una sola.

De forma más específica, el docente de educación superior requiere contar con estrategias tales como:

- promover el análisis de los contenidos, en vez de exponerlos para su memorización.

- La presentación interesante de la información, basada en la apreciación esquemática y global.

- Enriquecer y variar las formas de realizar la presentación de nuevos conocimientos, considerando que existen estrategias diversas como las personas integramos la información nueva.

- Guiar en el auto-conocimiento de las propias formas de aprender de los estudiantes, para que “aprendan a aprender” y construyan paulatinamente la ya mencionada autonomía.

Conclusiones

Las habilidades y estrategias requeridas para lograr una enseñanza efectiva en los centros de educación superior, residen ampliamente en los recursos personales de quien enseña. Recursos que delineamos brevemente pero que no se terminan allí, sino que se enriquecen según avanzan las investigaciones y estudios en el campo de la enseñanza. Es importante reconocer que no basta –como antes- tener dominio o conocimiento técnico – científico de los contenidos a enseñar, sino que ahora se da un lugar cada vez mayor a cómo se enseña en respuesta lógica a las maneras de aprender de los seres humanos. Esto es, la didáctica respaldando y contribuyendo al objetivo final de la formación de calidad de recursos humanos para la sociedad.

Entonces, no es más válida la posición de docentes que se resisten a la actualización de sus recursos de enseñanza, es decir, que se resisten a aprender. Porque finalmente el saber aprender se traduce en un saber enseñar equivalente.

BIBLIOGRAFÍA

LIRA, Luis www.monografías.com

ZABALA, Antoni; JUSTINIANO M. Delia

“La concepción constructivista en los procesos de enseñanza – aprendizaje”