Se dice que la moda es cíclica, que los seres humanos vamos copiando los patrones y estándares de belleza en la sociedad para ser aceptados, en el caso de la moda, esta premisa es totalmente válida, pues podemos apreciar que cada 10 años, retornan piezas y accesorios de épocas pasadas, traídas y reinventadas por la mano de grandes diseñadores, quienes aportan uno que otro detalle “novedoso” y convierten una prenda de ropa en un ícono de la moda.

La Moda retro o moda de 1960 se caracterizó por el uso de telas estampadas muy coloridas, tonos cítricos, lunares, flores y cuadros invadían el vestuario de hombres y mujeres, jeans ajustados o acampanados, sandalias de cuero, zapatos de plataforma, podían ser usados por hombres y mujeres, como la expresión de “Amor y Paz”, “No a La Guerra” y consignas especiales que invitaban a las personas a cuidar el planeta y los recursos naturales para preservar la vida, por ello, el uso de fibras naturales y ecológicas, acercaban al ser humano a sus orígenes.

Hoy día, estas tendencias de colores y moda de 1960 son rescatadas de closets y ventas de ropa de segunda mano, para salir a las calles a mostrar al mundo parte de esa cultura que representó la onda retro, es por ello, que si se analiza el vestir de jóvenes y adultos, se puede apreciar vestigios de antaño y mezclas de modas de los años 20, 50, 70, 80 y hasta del siglo pasado, como muestra de que el ser humano se reinventa cada día, pero se niega a desligarse de sus orígenes y de ese espíritu que vive y vibra a través de la moda.

Desde el año 2006, se aprecia en la vitrinas de las tiendas, blusas estampadas en colores ácidos como el naranja, amarillo, verde manzana y azul eléctrico, que mezclados entre si, crean una armonía de tonos alegres y vibrantes. En el caso de los pantalones, es fácil hallar jeans semi-acampanados, tubitos, bordados con motivos florales o símbolos de los sesenta, faldas floreadas, de rayas, puntos y hasta cuadros escoceses integran la moda de 1960 o retro.

En el caso de los accesorios, lo retro se completa con el uso de zarcillos de plástico, arcilla, madera y otros materiales naturales, collares artesanales, bolsos tejidos y de pieles sin procesar, sandalias, zapatos de plataforma o de corcho, suéteres cuello de tortuga, maquillajes discretos, cabellos largos y lacios, trenzas, lazos, bandanas y pañoletas caracterizan esta moda.

Es importante señalar, que la moda no siempre va para todos, por eso existe el refrán “de la moda lo que nos acomoda”, queriendo decir que cada persona debe lograr su estilo propio, tomando accesorios y prendas que vayan con su forma de ser y su estado de ánimo, pues la moda no es estricta, existe para que las personas tomen lo mejor de ella para expresar lo que son y lo que sienten.

Cómo consejo a los lectores, es necesario que cada quien ajuste sus necesidades de vestuario a sus gusto, tipo de cuerpo, contextura y edad para elegir de la moda lo que más favorezca y resalte los atributos.