Resumen

Los procesos que propician el condicionamiento operante, son importantes en la vida de los seres vivos y en investigaciones científicas dentro de la psicología, específicamente, en el trabajo experimental con la rata Wistar Albina se hace visible dicha importancia. Dentro de estos procesos, especialmente se ponen de manifiesto los de moldeamiento y discriminación, cuya comprensión es necesaria en lo que respecta a la actividad de dicha rata al bajar la palanca en la caja de Skinner para poder suministrarse a sí misma alimento; así pues, el primero consiste en la creación de una nueva conducta a partir de una ya existente, reforzando aquellas respuestas que se asemejan a la conducta deseada, y el segundo consiste en la distinción por parte de los organismos entre un estimulo y otro.

La discriminación y el moldeamiento son dos procesos en la psicología, que constituyen la base para el condicionamiento operante que resultan siendo la base de la actual labor experimental en lo concerniente a la observación de la rata Wistar albina.

Es así como en primera instancia resulta primordial la definición del proceso de discriminación el cual según Swenson (1987) hace referencia al aprendizaje en el que el organismo distinguen unas de otras señales y/o respuestas. Dicho de otra manera un estímulo condicionado original (primer condicionamiento) con su respectiva respuesta condicional podrá ser diferenciado de otro muy similar elicitando una respuesta similar pero no igual.

Otra definición elaborada con respecto a la discriminación es la aportada por Feldman (2001), quien afirma que “un estimulo discriminativo señala la probabilidad de que una respuesta sea seguida por un reforzamiento” (p. 206), es decir, que la discriminación ocurre cuando el sujeto experimental puede distinguir entre dos o más estímulos similares el correcto, ya que este es al que se le ha reforzado.

De igual forma afirma Skinner (1985) que una conducta que se observa como similar en respuesta a dos estímulos diferentes puede reforzarse de manera contingente por uno de dichos estímulos efectuándose así la discriminación en una operante.

Ahora, en segunda instancia, el moldeamiento o método de aproximación es considerado por Swenson (1987) como una “técnica skinneriana mediante la cual se crea conducta nueva a partir de la conducta existente, reforzándose gradualmente sólo aquellas respuestas que se parecen cada vez más a la conducta final deseada”. (p. 498).

En complemento Feldman (2001) dice que moldeamiento es el “proceso de enseñanza de un comportamiento complejo por medio de recompensas ante aproximaciones sucesivas del comportamiento deseado" (p. 208).

Como se ve ambos procesos (discriminación y moldeamiento) interactúan para dar paso al condicionamiento operante de un sujeto experimental. No obstante algunas preindicaciones deben tenerse en consideración para optimar los resultados en la aplicación y especialmente, la que responde a las mínimas diferencias que pudiesen darse al momento de presentar la situación estimular. Por tanto, Skinner (1985), hace hincapié en que la distancia temporal entre la presentación del estímulo y la respuesta debe ser mínima para facilitar la discriminación que constituye la pieza clave para el moldeamiento de la conducta esperada.

En este informe en particular, desde la psicología y bajo la pretensión de consolidar de manera empírica lo adquirido en los abordajes teóricos, ha sido de vital relevancia como mediador en la exploración continua el tener una comprensión más puntual de lo que se entiende por observación.

De acuerdo con esto, y a partir de la guía de observación sistemática de Oyuela (s.f) es entendida la observación, como el aplicar uno o varios sentidos a objetos u eventos presentes en forma directa o indirecta (mediante instrumentos especializados). En otros términos, observar consiste en establecer relaciones de información entre el organismo (observador) y su medio (observado). Es así, entonces como un organismo puede observar por medio de cualidades visuales, auditivas, táctiles, olfativas, cinestésicas por todas en conjunto. De esto concluimos que todos los organismos(animales y humanos) hacen observaciones. La observación es el más antiguo y a la vez moderno método empleado por los humanos para informarse. Tan así, que toda ciencia -incluida la psicología- se encuentra cimentada en la observación.

Lo que se puede observar es aquello que se capta por nuestro campo perceptual, entre lo cual podríamos nombrar personas, animales, colores y todos los materiales que nos rodean y que se encuentran en el ambiente, al igual que las diferentes situaciones y comportamientos que ocurren en nuestra vida y en la de los demás organismos (Oyuela, s.f).

Ahora, de acuerdo con la guía de observación sistemática de Oyuela (s.f) los aspectos más importantes de toda observación en los experimentos en psicología, y sobretodo si se trata de lo que se puede observar, son en primer lugar los participantes, teniendo en cuenta el número de estos, la edad, el sexo, la profesión, el papel que cumple en nuestra observación, su oficio entre otros, en segundo lugar, esta el ambiente en donde se puede encontrar el medio escolar, la familia, el trabajo, un laberinto o la vía pública etc., en tercer lugar esta el objetivo donde se ve el propósito por lo que han sido reunidos los sujetos, y cuál es el objetivo de dicho organismo se encuentre en determinado lugar. En cuarto lugar está el comportamiento de estos sujetos, ya sea la manera de comportarse, las formas en que adopta esa conducta, las cualidades que tiene dicho comportamiento, etc y en quinto lugar esta la duración referentes a cualquier magnitud observable y medibles del comportamiento del sujeto, ayudando por ejemplo a saber la cantidad o número de veces en que el sujeto tiene algún comportamiento y sobretodo los acontecimientos que la acompañan.

Según Arnau (1979), la observación se puede clasificar en tres tipos: la primera es la observación natural en donde el observador no interviene activamente en la situación, ni modifica el curso natural de los procesos. Su papel es eminentemente pasivo, constatado solamente como se producen los fenómenos, sin tratar de hacer nada que llegue a interferir los resultados de sus observaciones. La segunda encontrada es la observación sistemática la cual parte de una observación puramente descriptiva y con base en las observaciones, se construyen categorías conductuales sobre las cuales se realiza la observación. Se introducen variables para modificar el comportamiento de los sujetos y se ejerce un mayor control sobre la influencia de la presencia del observador. Se requiere por lo menos de dos observadores y con base en sus registros se establezca la confiabilidad de la observación. La tercera y última es la observación experimental donde entendemos por experimento aquella situación en la que el investigador introduce un estímulo o modifica alguno de los componentes de aquella, y a continuación observa como actúa el individuo.

Método

Diseño

Con el objeto de reforzar la habilidad de la observación sistemática, se hace el registro del número de veces en que se presentaba un serial de conductas que el sujeto (rata albina) propiciaba al ponerse en contacto con un lugar nunca antes por ella explorado. Así pues, la observación que se establece en un rango determinado de tiempo, es registrada de forma rigurosa por las cuatro observadoras en tablas que facilitan la posterior cuantificación de los datos recogidos.

En segundo término, se realiza el proceso de deprivación de la rata Wistar Albina, el cual se hace necesario para facilitar el refuerzo que es mediado por unos estímulos comestibles dulces con forma de bolita. La observación realizada es de tipo experimental y se realiza con la intención de reforzar y moldear una conducta determinada. Para esto la rata tiene que bajar la palanca de la caja de Skinner; si realiza de manera exitosa la conducta se le entrega una bolita de comida (reforzador), en caso contrario, no se le suministra ningún tipo de reforzador.

Sujeto

El sujeto con el cual se trabaja es una rata de laboratorio Wistar Albina hembra bautizada “Chocolate”, cuyas características físicas son orejas pequeñas y redondas, cayos lisos y membranas interdigitales en sus patas. Son principalmente de habito nocturno y poseen una vida media de 2 años, además de ello está en muy buen estado de salud.

Instrumentos

Bata blanca

Tabla de registro

Rata Wistar Albina

Una bascula

Recipiente plástico para pesar

Cronómetro

Caja de Skinner

Reforzadores (Pepitas blancas)

Procedimiento

Dos veces por semana se pesa al animal y se introduce en la Caja de Skinner. Ya adentro, se observan las conductas de olisqueo, pararse en dos patas sin apoyo, pararse en dos patas con apoyo y acicalarse. Las conductas se registran por minuto en un lapso de veinte minutos.

Luego, se procedió a la deprivación de Chocolate, se tomó el peso antes y después del reforzamiento. En la rata se observan las conductas de acercamiento al comedero, comer, tocar la palanca y bajarla, siendo únicamente reforzada la conducta de bajar la palanca, exceptuando los primeros 5 minutos que también se refuerza el acercamiento al comedero. Todo se registra en intervalos de 5 minutos el transcurso de media hora.

Resultados

Tabla 1

Promedio de veces en que se presentaron 3 de las conductas de la fase de observación.

Conducta Promedio de veces en que se presentó la conducta

Pararse en dos patas apoyado 1.22

Pararse en dos patas sin apoyo 1.3

Acicalarse 1.41

Figura 1. Promedio de veces en que se presentaron 3 de las conductas de la fase de observación

Tabla 2

Promedio de tiempo en que se presentaron 2 de las conductas de la fase de observación.

Conducta Promedio de tiempo en que se presentó la conducta

Olisquear 41.81

Reposo 4.26

Figura 2. Promedio de tiempo en que se presentaron 2 de las conductas de la fase de observación.

Tabla 3

Promedio de veces en que se presentaron las conductas de la fase de moldeamiento durante las 6 sesiones

Conducta Promedio sesión 1 Promedio sesión 2 Promedio sesión 3 Promedio sesión 4 Promedio sesión 5 Promedio sesión 6

Acercarse al comedero 5.33 8.16 11.6 17.1 16.83 24.83

Tocar la palanca 1.66 2.5 8.16 6 6.66 6.33

Bajar la palanca 0 0 1 7.33 6.5 14.5

Figura 3. Promedio de veces en que se presentaron las conductas de la fase de moldeamiento durante las 6 sesiones en el laboratorio de psicología

Discusión

Al llevar a cabo el trabajo experimental con la rata Wistar para comprobar empíricamente los procesos de moldeamiento y discriminación en psicología, primordialmente, se pudo observar que es evidente que la conducta de bajar palanca, fue discriminada por la rata de entre otras conductas, por acción del refuerzo que se le proporcionaba al mostrar ésta, la conducta deseada. Se comprueba por tanto lo afirmado por Swenson (1987) con respecto a que “el moldeamiento de una conducta se mediatiza por las acciones reforzantes que logran de manera paulatina propiciar que una conducta seleccionada se presente”.

Por otra parte, hay que resaltar que las demás conductas observadas se aproximaban en términos de similitud, a la conducta esperada, dado que el espacio (Caja de Skinner) en el cual se puso a la rata era reducido y con unas características específicas en las que se controlaba el nivel de conductas posibles, de manera tal que el umbral entre conducta y conducta era reducido, facilitando como lo constató Skinner (1985), la presentación de conductas similares y por lo tanto más fácilmente moldeables, aumentando el número de conductas reforzadas y disminuyendo el número de conductas no reforzadas.

De la misma forma, se puede observar y concluir que la conducta adquirida por la rata en determinado momento, sigue presentándose si el refuerzo continúa siendo proporcionado y así mismo, este reforzamiento constituye un estímulo muy fuerte para la rata al estar privada de la alimentación, por tanto, la bolitas de azúcar son un potente reforzador en ese momento y para esa conducta, quizás para otro tipo de procedimientos este tipo de reforzamiento ya no de resultado.

Además de ello, a nivel un poco más metodológico, se comprueba la rigurosidad del trabajo en el laboratoriode psicología, pues requiere de mucha precaución, precisión y compromiso por parte de los experimentadores para que la investigación se vea encaminada de manera adecuada, es decir, para que sea confiable y en realidad aporte información significativa para determinada área de estudio.

Finalmente, puede decirse que el trabajo experimental con la rata Wistar contribuye a la comprensión y aplicación de la teoría skinneriana, además de dar luces sobre la manifestación de este planteamiento en la vida de los seres humanos principalmente, y sobre la importancia de esta teoría como opción de enfoque en la psicología, lo que de la misma manera, permite definir ciertos aspectos de la vida del estudiante y entender por experiencia propia la finalidad del trabajo experimental.

Referencias

Arnau, J (1979) Psicología experimental. México: Editorial Trillas.

Feldman, R. (2001). Psicología con aplicaciones en países de habla hispana. McGraw Hill: México

Hilgard, E. (1982). Teorías del aprendizaje. México: Ed. Trillas

Oyuela, R (s.f.). Observación sistematizada. Guía de laboratorio 3.

Schunk, D. (1997). Teorías del aprendizaje. México, Nueva York: Prentice Hall.

Skinner, B. (1985). Aprendizaje y comportamiento. Barcelona: Ediciones Martínez Roca

Swenson, L. (1987). Teorías del aprendizaje: perspectivas tradicionales y desarrollos contemporáneos. Barcelona: Paidós.