Como sé que a la mayoría nos preocupa nuestro medio ambiente y nuestra salud, a continuación les traigo un tema muy interesente que son los residuos peligrosos, donde se pueden generar y como repercuten en nuestro entorno, espero les aporte mucho a todos:

Colombia es un país, de buenas relaciones comerciales con países latinoamericanos y estadounidenses principalmente internamente también representa un entorno comercial productivo y continuo, de origen industrial y que económicamente se encuentra en crecimiento, sin embargo la comercialización nacional e internacional de productos, puede traer como consecuencia la entrada y comercialización de residuos peligrosos, que deben ser evitados por las autoridades aduaneras nacionales y así evitar un daño masivo para el medio ambiente.

La legislación nacional de Colombia estipula normas prohibitivas en materia ambiental, referentes a los desechos peligrosos, así como explica que ninguna persona natural o jurídica puede ingresar desechos peligrosos a la nación, sin cumplir los procedimientos establecidos en el convenio brasileo y sus anexos, el fabricante de sustancias químicas que sean de carácter peligroso, deben tener un adecuado tratamiento, mantenimiento y distribución, al momento de ser adquirido por alguien que requiera el producto también deberá cumplir con la responsabilidad de darle un adecuado uso a la sustancia peligrosa y evitar que esta ocasione un daño al ambiente o a la salud del portador.

Esta ley busca la responsabilidad de las personas que tengan, manipulen y distribuyan residuos químicos peligrosos para el ambiente, que eviten un impacto negativo para la salud y de igual manera para el medio. Y en caso que esto ocurra se debe monitorear, diagnosticar y remediar el suelo, aguas superficiales y subterráneas que presenten contaminación por estos residuos.

Las autoridades ambientales, con coordinación de autoridades sanitarias, policivas, de comercio exterior y de aduana, deben vigilar y controlar que quien posea estos productos cumpla con esta ley. En caso de la violación de las prohibiciones estipuladas en está ley, las autoridades ambientales nacionales sancionaran a los responsables, como lo conviene el artículo 85 de la Ley 99 de 1993.

Existen otras formas de originar desechos peligrosos para el ambiente y la salud, y es por parte de las industrias. En Colombia hay gran cantidad de industrias de diversas áreas, que producen desechos de este tipo, como producto de sus procesos, y que posteriormente los vierten en ríos y suelos sin ninguna responsabilidad por el medio.

Las industrias alimenticias, por ejemplo, dentro del proceso de elaboración de sus productos alimenticios generan desechos biológicos y químicos que son peligrosos.

Dentro de los desechos biológicos se pueden encontrar microorganismos patógenos, a los cuales en caso de encontrarse en una empresa deben ser eliminados antes de verterlos o desecharlos en basuras, en caso que estos lleguen a una fuente de agua (ríos) o suelos, de seguro serán el foco de contaminación y posible muerte de ser vivos, como animales, plantas y seres humanos.

Con los productos químicos como ácidos o álcalis, utilizados en el proceso de lavado de equipos donde procesan los alimentos, luego de su uso se convierten en aguas residuales de la planta de proceso, si estas son vertidas a ríos, la perdida de fauna y flora será inevitable.

Considerando que para el consumo humano tan sólo se puede utilizar el 0.35% de agua en el planeta, muchas de estas fuentes de vida no son valoradas por el hombre al originar tan daño y contaminación al medio. En Colombia existe un caso puntual de contaminación ambiental y es el encontrado en el rió Bogota, que se ha contaminado por arrojar desechos y productos químicos procedentes de industrias.

Algunas sustancias químicas y biológicas son residuos peligrosos, que pueden dañar el ambiente. La ley 340 de 1998, se creo con el fin de prohibir la importación, y comercialización de residuos peligrosos. Para el uso de ellos se deben seguir los procedimientos estipulados en el convenio brasileo y sus anexos.

Las autoridades ambientales y sanitarias, deben velar por el cumplimiento de esta ley, porque de lo contrario los portadores de estos residuos serán sancionados.

Es importante conocer cuales son los residuos peligrosos y como repercuten estos en el ambiente, para así evitar la perdida de recursos naturales y daños en la salud. Una manera de contribuir a la mejora del ambiente es el conocimiento de las normas referentes al uso de residuos peligrosos, por lo que es indispensable capacitar y exigir a las industrias el cumplimiento de esta ley, mediante revisiones periódicas de las sustancias peligrosas que usan y/o producen como residuo de sus procesos industriales. En caso que no cumplan sancionar con multas e inclusive cierre de la empresa, como medida para mantener la sanidad ambiental.

Lo mejor sería que las industrias realizarán un manejo adecuado de sus residuos líquidos o solidos, para evitar la contaminación ambiental y si es posible construir su propia planta de tratamiento de aguas residuales. Para no verter contaminantes a los ríos.

“Conocer y aplicar las normas nacionales e internacionales hace más saludable y duradera nuestras vidas y la de los demás seres vivos que nos acompañan en este planeta”.

BIBLIOGRAFÏA

-Ley 340 de 1998

-Ley 99 de 1993

-ISO 14001/2004