En muchos casos por no decir en la mayoría de los casos, la etapa en la adolescencia es muy difícil de sobrellevar para los jovenes que están en la etapa de la adolescencia y también para sus padres;es dificil cuando su hijo o su hija entra en la adolescencia, ven que sus hijos se vuelven flojos, no por que lo sean sinó que andan cansados y muchas veces agotados por todos los cambios que estan pasando en su cuerpo, los ven reveldes y es que buscan que se den cuenta que ya no son niños, y ya no quieren que les trate como tales, en general muy cambiantes en su estado de ánimo.

Esto es muy normal, todos en la adolescencia pasamos por todo esto, hay problemas en nosotros y para los padres es extraño tambien todo esto.

En la adolecencia mucha veces todos estos cambios son muchas veces frustrantes, ya que ni ellos mismos pueden comprender lo que les pasa ya que en esta etapa cambiante, todas las facetas de su vida entran en este cambios, notan cambios físico muy bruscos, y también su personalidad esta cambiando ya que están dejando de ser niños, pero no han abandonado totalmente esa etapa y aunque muchas veces les moleste que se les diga “niños” o que se los trate como tales. Al adolescente no le gustaría que se le tratase ni como niño ni como una persona joven ya madura porque: la verdad no es ninguna de las dos cosas. Un adolescente pensará: como que no, a mí me gustaría que me traten como una persona madura por que “lo soy”. En cierta forma si quisieran que se les trate como a cualquier persona ya joven , pero por otra no quisieran tener las responsabilidades que eso implica. Por eso no es bueno "quemar" etapas, disfruten de la adolescencia; disfruten ésta hermosa etapa de la vida, ahora que la están viviendo debe ser un poco confusa para ustedes con todas las presiones que tienen de un lado o de otro, unos quieren que ser comporten de cierta forma, otras de otra, ah y ustedes se presionan mucho, quieren tal vez ser como tal o cual persona, sean chicos o chicas siempre hay algún personaje de moda que quieren imitar, o alguien que admiran mucho, no se presionen mucho o frustren cuando no puedan conseguir esos zapatos que están de moda o esa “pinta” moderna o ropa de marca, recuerden que lo que mas vale no es lo exterior que puedan mostrar por fuera sino las cosas que perduran para siempre: es decir los buenos valores, sí valores que con el pasar del tiempo y aunque son muy pocas las personas que los transmiten siguen vivos con el pasar del tiempo, eso mis queridos amigos que estan por esta etapa de la adolescencia, es lo mas hermoso que se puede encontrar en un adolescente, es algo que como dice su nombre: tiene muchísimo valor, y más en éste tiempo que están tan escasas las personas que poseen valores en sus vidas, valores como la franqueza, la responsabilidad, la confianza, la amistad, el amor hacia la familia, disciplina, el respeto a los padres, sí respeto a los padres, suena como un sermón de moralidad pero es tan importante esto, “el respeto” que es el ingrediente esencial para la convivencia entre personas que viven bajo un mismo techo y que a veces no es tan fácil la convivencia en el mismo, dirás: “si quieren respeto, primero ellos tienen que respetarme a mi” ,y es lo que muchos piensan pero la verdad es que nosotros les debemos respeto primero a ellos, primero; por que son nuestros padres, y eso solo lo entenderás cuando tu seas padre; y si te das cuenta cuando comienzas a honrar a tus padres a pesar de todo, se va creando otro ambiente dentro del hogar y hasta se hace mas llevadera la relación entre tú y tus padres, no es algo fácil pero todos estos valores no solo te ayudarán en esta etapa de tu vida, sino que te ayudarán para toda tu vida e incluso si vas a optar por alguna carrera profesional te abrirá las puertas a mejores días, mejores trabajos, ¿quién no desea tener en su empresa a una persona de buenos valores? Yo creo que muchos, es mas, quien no quisiera tener como amigo a una persona que a pesar que éste mundo cambie y baya para abajo, cada día enfrascándose más en la inmoralidad, o el egoísmo, esta se mantenga firme en sus convicciones.

La verdad es que tratar de ser personas correctas por nuestros propios medios, y con muestras propias fuerzas, es difícil y creo que es aún mas difícil serlo en la etapa de la adolescencia donde todo lo que va en contra de los principios y valores, están tan de moda, como el desenfreno libertino o comenzar a contraer vicios tan destructivos como el alcohol, el cigarrillo, las drogas, la falta de pureza sexual; al adelantarse a tener relaciones sexuales a esta edad, sin ningún compromiso, y es que no se dan cuenta del daño que hace todo esto a sus vidas, a su cuerpo a su alma, a su mente.

En general todas estas cosas los destruyen por dentro y por fuera, lo lamentable es ver a estos jovencitos que pasan por estas cosas, perder el sentido y las ganas de vivir, piensan que hacer todo lo que se les venga en gana o como ellos llaman : “vivir la vida al máximo”, y cuando han acabado con todo y al ver que están mas vacíos que al principio y mucho mas desgastados que al principio en todo sentido, les es difícil seguir adelante, espero que no estés comenzando a “vivir” de esta manera la vida, habría que pensar si esto es en realidad vivir.

Entonces que hacer? como puedo hacer en mi adolescencia para regocijarme y pasar un buen rato con mis amigos y alegrarme sin que eso conlleve deteriorarme como persona, bueno la respuesta a estas y muchas interrogantes lo hallamos en un libro muy antiguo pero que sus enseñanzas y aplicaciones a la vida cotidiana nunca pasa de moda a pesar que cambien modas, y cambie la gente a través de los siglos, ese libro es la Biblia, ella nos da pautas para vivir una vida excelente, concejos que parecen como si se hubieran escrito en nuestros tiempos; es un libro que a parte de ser el mas vendido en todo el mundo, escrito por varios autores a través de varios siglos de distancia demuestra una coordinación extraordinaria entre un libro a otro, ya que la Biblia es recopilación de varios libros que fueron inspirados por Dios, Dios que nos ha dejado un manual muy completo donde encontramos temas para todas las áreas de nuestra vida, nos ayudan a entender mas sobre aquel Dios que nos ama y parece tan distante, pero la verdad esta al alcance de toda aquella persona que desee conocerlo, esta al alcance de una sincera oración, si dudas de su existencia díselo y dile que deseas conocerlo, ábrele tu corazón y déjalo entrar a tu vida, solo conociendo a Dios podrás entender todo lo que quiera decirte a través de la Biblia, de otra forma será un libro mas. Ahí se encuentran normas y patrones de vida que nos ayudan a vivir una vida inigualable que nunca podríamos vivir sin la ayuda de Dios, pero la verdad es que no podríamos tratar siquiera de seguirlos sin conocer personalmente al autor del libro del que les hablo.

Se que a los adolescentes poco o nada les importa sumar mas reglas y controles a sus vidas que las que ya les “abruman” pero estos principios les aseguro que les traerán gozo a su vivir, les guardará de muchos sufrimientos que se pudieran evitar, ya que estos principios son todos en beneficio nuestro, que nos ayudan a vivir realmente la vida, sí mi querido adolescente a vivir, por que esta alegría no añade tristeza consigo, sino una alegría inigualable y eterna, ahora depende de ti aceptar o no, te animo con todo mi corazón a que seas un joven de valores y principios, un joven que brille y resalte entre otros jóvenes por su integridad, bondad, y por ser un joven que aporte a cambiar nuestra generación, y hacer una generación de jóvenes excelentes y eso mis queridos lectores solo y únicamente lo lograremos cuando conozcamos en realidad a Dios y le entreguemos nuestras vidas para que el las transforme y purifique con la sangre de su amado Hijo Jesucristo.

Quiero citar un pasaje de la Biblia para concluir:

Eclesiastes 11:9-12:1. Dice el texto: «Alégrate, joven, en tu juventud, y tome placer tu corazón en los días de tu adolescencia; y anda en los caminos de tu corazón y en la vista de tus ojos; pero sabe, que sobre todas estas cosas te juzgará Dios. Quita, pues, de tu corazón el enojo, y aparta de tu carne el mal; porque la adolescencia y la juventud son vanidad. Acuérdate de tu Creador en los días de tu juventud, antes que vengan los días malos, y lleguen los años de los cuales digas: No tengo en ellos contentamiento.