La palabra más grande del mundo y que pocos merecen llevar sin duda es la palabra amigo porque amigo no hay en realidad. Difícil de explicar es la palabra amigo, cita aquella canción salsera que un día fue muy popular en Latinoamérica.

Tendrá razón esta canción o realmente se equivoca, cuando nos sentimos heridos y traicionados podríamos creer q si tiene razón, pero en los momentos en que hemos visto gente diferente y más aun cuando sentimos que sin estos personajes que se llama amigos el mundo no es igual debemos desmentirla en verdad la amistad es una cuestión difícil de definir casi todos tenemos un concepto de ella, pero todos a la vez nos equivocamos pues generalmente nuestro concepto va ligado a lo que queremos o esperamos en un amigo. Es decir siempre nuestra expectativa hacia la amistad va de afuera hacia dentro, de los demás hacia nosotros, y en esta posición, definimos la amistad como una serie de requisitos para agradarnos a nosotros mismos y de esta manera en verdad somos exigentes, de otra manera si viéramos la amistad de adentro hacia fuera, si nos consideramos a nosotros ya no seriamos iguales, comenzaríamos a ser más permisivos y tolerantes, y es esa la manera en que debemos pesar, no mirando lo que podemos recibir sino lo que debemos dar.

En ocasiones podríamos pensar que la amistad es algo del pasado, algo que ya no existe, es un personaje extinto. Algo de lo que hablaban los abuelos. Pero aunque ese en peligro de extinción, hoy por hoy todavía existe, podría decirse que ha evolucionado, a encontrado nuevas maneras de desarrollarse. En la actualidad vemos como 2 completos extraños pueden llegar a saber todo el uno del otro con tan solo haber intercambiado de email, con los modernos programas de conversación en tiempo real, como messenger, icq, sin dejar de lado el ya tan aceptado y concurrido facebook. Pero tendrá esta amistad un significado tan amplio como el que le daban nuestros antecesores, donde era tan amplio como el concepto de familia.

Al mirar las diferentes formas de conceptualizar la amistad, a la vez que vemos los cambios a los que está expuesto este valor tan importante en la sociedad y la vida. Debemos involucrarnos como los responsables de vitalizar este icono de nuestra existencia, de aceptar todos sus cambios pero dar nuestro empeño para que sea algo digno d aprender y continuar en las futuras generaciones.

Es entonces la amistad algo que ofrecemos a los otros, como un producto, muchos lo rechazaran otros lo apreciaran, otros quizás se vuelvan clientes permanentes, otros tan solo clientes casuales, otros cliente mal pagadores; pero al fin y al cabo siempre hemos de ofrecer nuestro producto. Con el tiempo se aprende a cuales de nuestros clientes les podemos ofrecer un mejor crédito, pero hasta al peor de ellos no podemos negarle oportunidad de adquirirlo, tal vez con una gran sonrisa que diga: regrese cuando valore lo que le ofrezco, pero se lo sigo ofreciendo.

Y que es lo que se ofrece, se ofrece un tour en compañía , la oportunidad que nuestro camino no lo transitemos solos, la calidez que ayuda en la más larga jornada de espera, al estar en una fila o en un lugar donde hay que hacer turnos de espera, es fácil ver como l gente busca cualquier escusa para relacionarse, y siempre lo logran, con tan solo un cometario acerca de la inseguridad actual, o la noticia de moda, o algún rumor político; sea lo que sea, logran romper un hielo q se hacía cada vez más insoportable porque al esperar el tiempo se nos hace eternos, así también la vida que en muchos casos tiene mucho que hacernos esperar se nos hace difícil si no encontramos alguien que espere junto a nosotros, y que sea una grata compañía. Para lograr tener buenas relaciones de amistad es importantes que sepamos darles buenos momentos a la gente, que sepamos sonreír y logremos hacer reír, nada une más que las sonrisas aun en los perores momentos.

Nuestros rasgos temperamentales pueden muchas veces mostrarnos como buenos o malos amigos pero nuestro deber es dar de lo mejor que llevamos por dentro y así en nuestras diferencias lograr poner nuestra esencia que complemente a otros. Así como en una ensalada de frutas vemos diferentes sabores así nuestros amigos aportan diferentes cosas a nosotros, pero todo unido forma algo mejor aun. Por esto es bueno no solo tener amigos sino un grupo de amigos, frente a esto habría que revaluar el concepto de mejor amigo, quizás algunos sean mas íntimos que otros, pero no hay alguien mejor solo con sabores diferentes.

La amistad puede ser duradera en muchos casos, y estos se dan cuando cuidamos del otro y de lo que hemos logrado en el proceso de estar juntos, logramos crecer juntos, aprender juntos fortalecer juntos, todo esto claro si es una amistad correcta: y es como aquella planta que regamos en el día a día, que se va hermoseando, o que por el contrario al no darle el cuidado necesario se va dañando y pierde su hermosura. Es bien sano el hecho que lleguemos a una edad avanzada y tengamos amigos de años esto muestra nuestra constancia y permanencia en lo que hemos visto como algo fructificarte, no así notamos como muchos un día tienen un grupo de amigos y luego otros; estos casos se dan en gente incapaz de crecer y de dar lo que otros le han pedido, son incontables las personas que vemos y deseamos tener en nuestro círculo de amigos y luego mas bien no sabemos cómo sacarlos.

Debemos una vez seamos bien amplios a la hora de darnos a los demás ser selectivos en quienes permitimos que lleguen a nosotros, sin aras de discriminación ni clasismos, pero conforme crecemos necesitamos gente de nuestro tamaño y fuerza interior que nos sostenga cuando algo pueda hacernos resbalar, al igual que nos entrenamos y fortalecemos cuando eso hacemos por otro. Esto trasciende barreras y formas y es sin duda la amistad que necesitamos.