En la historia de la Argentina, la década del ´60 se considera como una etapa en la cual se han manifestado una serie de fenómenos que repercutieron tanto a nivel económico, político, social y artístico.

Podemos hacer referencia a ciertos antecedentes:

-la guerra fría, como fenómeno global, en dónde se dan la revolución cubana (1959) en el que se, la guerra de Vietnam (1962-1969).

-El mayo francés (1968), y el cordobazo, (un hito dentro de la historia aegentina)(1969).

Todos estos antecedentes marcan a una generación de jóvenes profesionales que comienzan a tener una visión crítica y politizada de los acontecimientos mundiales y nacionales en la década analizada.

En los ámbitos culturales y artísticos es donde más se cristaliza esta tendencia a combatir contra el orden existente.

Tras la rigurosa y comprometida investigación que se imprime en “Operación masacre” y en “Quién mató a Rosendo”, identificamos a Rodolfo Walsh como uno de los referentes de esta nueva camada de actores sociales y políticos de la historia argentina. Camada que marcará toda una juventud ciudadana.

Especificando el análisis que se llevará a cabo, podemos decir que hallamos en los ejemplares del semanario CGT, que perteneció a la Confederación General del Trabajo de los Argentinos (CGTA), la plenitud de una conciencia ciudadana, obrera y social, expresada en el periodismo gráfico. En esta instancia es donde Walsh deviene de literato a profesional de prensa, uniéndose a un ideario revolucionario y obrero, para escribir a dicho grupo, sobre el mismo, y desde el mismo. Este es el compromiso de un peridista que pasará como un héroe a las paginas de la historia argentina.

Lilia Ferreira, esposa del periodista, afirma: “Walsh trabajó diferentes medios de comunicación con relación a la coyuntura y a las condiciones represivas de cada momento; así dirigió el semanario CGT durante la dictadura de Onganía, con la apertura democrática de 1973, participó en el diario Noticias, mas tarde y en virtud del golpe de estado, ideo la agencia de noticias clandestina (ANCLA), y enseguida creó la Cadena Informativa y las cartas que llevaron su firma ”. Este es el compromiso que destaca a Walsh dentro de la historia argentina, y dentro del periodismo.

WALSH: EL PERIODISTA MAS IMPORTANTE DE LA HISTORIA ARGENTINA

El compromiso político y social de Rodolfo Walsh llegó cuando el autor tenía alrededor de cuarenta años, etapa en que escribió Operación masacre, obra findante del periodismo en la historia argentina, ¿Quién mató a Rosendo?, y en el que comienza a hacer el semanario de la CGT. Se trata de un momento de su vida en el que podría haber sido un consagrado de la literatura tradicional de la historia argentina, sin embargo fue el tiempo en que decidió vincularse a la realidad de la gente de la época, siguiendo su nueva vocación de escritor comprometido con el país y el pueblo.

Él creía que la literatura no podía estar ajena a las cuestiones políticas, en el debía escribisrse la historia argentina. Esta transformación rotunda de su cosmovisión se debió por un lado a su conclusión: “Otra variante que he pensado es que la novela es la última forma del arte burgués, y por eso ya no me satisface” . Gonzalo Moisés Aguilar, un escritor de historia argentina, se refiere a esta mutación: “Los cuentos, la elipsis se opone en el tratamiento del material a la denuncia de los relatos testimoniales. La denuncia introduce un elemento nuevo, prueba hechos negados e ignorados (…). La escritura de Walsh participa de la dualidad fundante de la sociedad burguesa: Estado- Sociedad civil ( en función de esta dualidad Walsh pensaba que su producción ficcional estaba más cerca de la literatura burguesa que de la revolucionaria” .

Con respecto a su desempeño a la CGT el autor afirmó: “Antes, en el 56, viví desde afuera la encarnizada persecución al peronismo. Ahora la vivía desde adentro, compartiendo las luchas y las persecuciones, las torturas de cientos de compañeros, la clausura del periódico. A mí me convencieron los hechos”.

A lo largo de todo su primer año de vida (1968), la CGT y la máquina de escribir de su director imprimieron inquebrantables declaraciones en apoyo de la clase obrera, en contextos de fábricas y establecimientos en conflictos, estas obras pasaran a formar parte de la historia aergentina, y de la historia de los obreros de ese pais en particular. A si mismo acompañaba en sus ediciones huelgas de trabajadores petroleros, protestas estudiantiles y sacerdotes.

En la primera edición del 1 de mayo de 1968, mensaje a los trabajadores y al pueblo argentino: Se convoca a los pequeños comerciante e industriales a luchar contra los monopolios internacionales, a los empresarios nacionales a abandonar la suicida política de sumisión a un sistema cuyas primeras victimas resultan ellos mismos. A los universitarios intelectuales y a los artistas a trabajar por la conciencia ya que el campo intelectual es por definición ella misma. A los militantes a que se hagan responsables del gobierno y a estar del lado de la CGT, a los estudiantes los invita a una militancia concreta junto a sus hermanos trabajadores, a los religiosos de todas las creencias solo palabra de gratitud, para los que han hecho suyas las palabras evangélicas, los que saben que el mundo exige reconocimiento y dignidad humana. A los religiosos que reconocen que “no se puede servir a Dios y al dinero”.

La primera etapa de la escritura de Walsh estuvo abocada a la novela, pero contribuirá a contar la historia argenina, aunque no de un modo tan comprometido. Fue en la segunda etapa en la que se produce una fusión de la crónica con la literatura, pues el autor se dedica al periodismo de investigación, un área poco frecuentada en los medios de la época. Dos ejemplos de este tipo de escritura son Operación Masacre y ¿Quién mato a Rosendo? Son textos que reflejan un compromiso político y la creación de lazos con los gremios combativos. Con respecto a este periodo, Walsh cría: “una novela seria algo así como la representación de los hechos, y yo prefiero su simple presentación (...)” . Para el autor novelar era una manera trivial de presentar la denuncia el pensaba que la investigación gana en seriedad cuanto más se aleja de la ficción: desnudar el juego de mafia, de las entregas, de las traiciones, de la burocracia sindical no se logaría “ficcionalizando”, asi comenzaba a escribir la historia argentina de una manera original.

LA PRÁCTICA POLITICA DE UN PERIODISTA

En la decada del 60’ se podria decir que Rodolfo Walsh se había vinculado al Movimiento de liberación Nacional, denominado también como “la nueva izquierda”, frace que se repeturá a lo largo de la historia aregentina. Es a travès de esta vinculaciòn donde se edita la revista “Nueva polìtica”(1965), en su ùnico nùmero, donde se observaba a través de sus páginas puntos de vistas nacionalistas, revolucionarios y socialistas. Además en America latina, gracias a la revolución cubana se había empezado a gestionar un camino revolucionario: nuevos planteos que como pronunciaba E. Jozami “Reclamaba un camino nacional para la revolución socialista” . Esto comienza a manifestarse con el surgimiento de publicaciones y grupos militantes. En lugares como universidades, “La nueva izquierda” hace presencia. También, muchas veces esta “nueva izquierda” se vinculaba con los grupos del peronismo revolucionario. Walsh antes de su viaje a Cuba y más atrás aun en la edición de “Operación masacre”, no había tenido ninguna actuación política. Luego de este momento se vincula con el MLN hasta 1968. ese mismo año retorna a Cuba. Un tiempo más tarde en Madrid se habá encontrado con Perón y el secretario general de la CGTA, Raimundo Ongaro. Perón le había propuesto a Walsh que se encargara de la dirección del semanario periódico de la CGTA lo cual es aceptado por este. De esta manera, Walsh se va a adherir al peronismo revolucionario, a la lucha armada. “Mi cultura política es más bien empírica que abstracta”.

CAUSAS Y MOTIVOS DEL ORIGEN DE LA CGT

En la CGT de los Argentinos, eran reconocidos: el peronismo más revolucionario, algunos radicales, un partido tradicional dentro de la historia argentina, socialitas democráticos e integrantes del partido comunista. Allí se visualizan fuerzas políticas, sindicales y estudiantiles. Se los convocaba con programas en contra de políticas imperialistas, monopólicas y oligárquicas. En el numero 41 del 27 de marzo de 1969, la CGT se autoproclamaba como la mayor organización que se enfrentaba a la dictadura actual. Como el único obstáculo que bloqueaba las tentativas de una creación central obrera y oficialista.

PERSECUCION Y LUCHA EN Y DESDE EL SEMANARIO

El accionar y la rebelión por parte de la CGTA, provoco el enojo y posterior represión por parte del gobierno de Ongania “muy pocas horas después, el gobierno concretaba la ocupación e intervención de la federación gráfica bonaerense y la mayor parte de los sindicatos integrantes de la CGT” . A partir de allí el semanario empieza a editarse de manera clandestina. Lo hace solo en cuatro números y en 1970 cierras sus puertas definitivamente.

LAS CARTAS DEL WALSH

La última etapa en la escritura de Rodolfo Walsh, fue tal vez la más sentida, y la mas conocida en la historia argentina. La comunicación con sus colaboradores, amigos e incluso con los ciudadanos de la Argentina durante 1976-1977, fue mediante cartas. La permanente huida de los militares, hacían de las palabras de Walsh, cargarse del sentimiento especialmente nostálgica. Cada una parecía la última. Sin embargo, las fuerzas militares no doblegaron su lucha. La denuncia y el compromiso seguían marcando su literatura, haciendo de ella, un compromiso mediante las letras

Sus pedidos de justicia eran desesperados. Los renglones se cargaban de denuncias, y de las demacraciones más profundas y personales. Un ejemplo de esto es la famosa “Carta a mis amigos”. En ella el periodista, explica como murió su hija. Es la carta de un padre dolido, pero también orgulloso de su hija: “Mi hija estaba dispuesta a no entregarse con vida. Eran entrevistas cortas, caminando por la calle, quizás diez minutos en un banco de una plaza. Hacíamos planes para vivir juntos, para tener una casa en donde hablar, recordar, estar juntos en silencio. Presentíamos, sin embargo, que eso no iba a ocurrir, que uno de esos fugaces encuentros iba a ser el ultimo, y nos despedíamos simulando valor, consolándonos de la anticipada perdida”

Pero es en “Cartas”, incluida en "Un kilo de oro", donde se da la fusión de periodismo y oralidad, llegan a su máxima expresión en la escritura de Walsh. “(…) si por un lado la hibridación de Walsh está afirmada en una tradición de la literatura argentina, constituye al mismo tiempo un gesto de vanguardia, Ludumer (1984) señala que el uso de los géneros populares por la literatura culta es una actitud posmoderna relativamente reciente (…). La violencia real se conjuga con la pluralidad discursiva y la pasividad que la industria cultural explota, para resolverse en una literatura que será una maquina de borrar fronteras genéricas y culturales, que permite saber de la existencia del otro, de otra historia, de otra lengua y de otra cultura”.

NOTAS:

Vinelli, Natalia. ANCLA, una experiencia de comunicación clandestina orientada por Rodolfo Walsh. Buenos Aires, La Rosa Blindada, 2002.

2 Pigna, Felipe. “Rodolfo Walsh. Buenos Aires”, www.elortiba.org/walsh.html

3Lafforgue, Jorge. “Texto de y sobre Rodolfo Walsh.”, Buenos Aires, Editorial Alianza, 2000

4 Semanario CGT. Edición Nº 4. 23 de mayo de 1968

5 Domínguez, Fabián. “El caso Rodolfo Walsh, un clandestino”, www.nuncamas.org/investig/wolf/walsh00.htm/

6 Verbitsky, Horacio, Nacer en Madrid, Documentos Semanario CGT (numero 4), Página 12, 1197

7 Jozami, Eduardo. “Juegos de guerra”. En: Pagina/12, 21 de marzo de 2004. www.elortiba.org/walsh.html

8 Jozami, Eduardo. “Juegos de guerra”. En: Pagina/12, 21 de marzo de 2004. www.elortiba.org/walsh.html

9 Elchelbaum, Carlos, “CGTA: un polo de unidad antidictatorial”, www.los70.org.ar

10 Walsh, Rodolfo, “¿Quién mato a Rosendo?, Buenos Aires, Ediciones de la Flor, 1984

11“Libros de la CGT_A”, Buenos Aires, Secretaria de Prensa y Cultura del Sindicato Federación Gráfica Bonaerense (ex Sindicato Grafico Argentino), Julio 2001

12Elchelbaum, Carlos, “CGTA: un polo de unidad antidictatorial”, www.los70.org.ar

13Lafforgue, Jorge. “Texto de y sobre Rodolfo Walsh.”, Buenos Aires, Editorial Alianza, 2000