Para escribir mi primer artículo en Latinpedia, no se me ocurría ninguna idea sobre los temas sugeridos; pero llegando a mi casa recordé que uno de ellos era la computación. Pues bien, creo que desde sus inicios hasta la época actual nunca habíamos tenido tantos “gadgets” como los que encontramos actualmente, podemos tener un aparato que combine teléfono, pc, cámara, navegador web, etc., etc., lo que demuestra el avance vertiginoso de la computación. Hace unas décadas los computadores eran voluminosos, lentos y con una capacidad bastante limitada, recuerden el “Eniac”, que era del tamaño de un cuarto y estaba lleno de tubos, ni siquiera tenía aún transistores; hoy la miniaturización ha hecho que lleguemos a tener toda esta nueva clase de tecnología. A propósito, aquí en Colombia, cuando llegaron los teléfonos celulares sus costos eran solo accesibles para personas de gran capacidad económica, ahora, creo que es uno de los países con mayor penetración de este mercado; todo esto se debe también al avance tecnológico de los chips que hacen que hoy en día las máquinas de hace dos o tres años ya sean obsoletas y parezcan “dinosaurios”.

Recuerdo que cuando tuve mi primer teléfono celular, éste era lo que llamamos en Colombia, una ”panela”, que tenía básicamente las funciones de teléfono y una muy limitada agenda; hoy la gran mayoría de teléfonos disponen de cámaras de dos o tres megapixeles, grabadores de video, reproductores, mp3, mp4, etc., tantas cosas que a veces el usuario ni siquiera sabe sus utilidades. Pronto tendremos televisión vía celulares y quien sabe qué más cosas.

No se qué nos depare el futuro, pero a excepción de la disminución del contacto personal que nos provocan los computadores y todos estos “gadgets”, creo que estamos viviendo la época de mayor y mejor desarrollo de la humanidad. Si cuando Colon vino a América existieran, al menos, unas pequeñas bases de la computación, en éste momento seríamos muchísimo más desarrollados y nuestra civilización estaría avanzada años luz. La miniaturización y la nanotecnología están haciendo que cada vez más nuestro futuro sea mayor y mejor. Ya hay científicos desarrollando máquinas en miniatura que puedan en el futuro reparar nuestro cuerpo desde adentro, esto hará que próximamente algunas enfermedades que antes se consideraban intratables, sean objeto de curación; los avances en la ciencia de la computación también harán mayor la exploración tanto espacial como la de nuestro propio mundo, la educación cambiará drásticamente, las comodidades serán cada vez mayores y mejores y nuestra expectativa de vida será cada vez mayor y mayor.

No sé dónde leí que el computador que llevaba el Apolo 11, la primera nave que llegó a la luna, sería comparable a lo que conocimos hace unos años como un computador “486”, o a una computadora científica de hace unos 10 años; produce risa saber que esos aparatos ya son considerados completamente obsoletos y que hoy los que usamos son mil o millones de veces más potentes.

De manera pues, que gracias a los avances en computación y gracias a los genios como Bill Gates nuestra civilización se está acercando a lo que algunos visionarios de la antigüedad veían, ya no nos hacen falta sino los carros voladores porque hasta los robots ya los estamos diseñando de acuerdo a cada necesidad.

El crecimiento de la computación ha hecho también que aparezcan diferentes nuevas profesiones, todas ellas desarrollándose a través del internet, como por ejemplo los creadores de páginas web, los vendedores virtuales, los video-chats; cada persona podría en el futuro tener su propia página web sin necesidad de invertir dinero, solo su tiempo.

Como sucede con todo, ya no podemos estar alejados del pc, no nos imaginamos cómo era el mundo antes de los teléfonos celulares y ahora no nos lo imaginamos cómo era antes de la revolución de los computadores. Pues bien, hay que aceptarlo, el futuro está en manos de los desarrolladores de páginas web y los programadores, los demás negocios serán satélites de la gran red mundial, el mercado global es cada vez más común y pronto llegará el día en que nadie tenga la obligación de salir de su casa a trabajar en un lugar específico, todo se podrá hacer desde la casa.

Ya podemos encontrar los colegios y las universidades virtuales, que nunca, lo confieso, llegué a sospechar cuando tomé mi primera clase de computación en la universidad, era más o menos 1978 o algo así y me estaban enseñando un lenguaje de programación llamado Fortran IV y otro que luego fue muy importante, el Cobol, en ese momento la programación estaba en sus inicios y se trabajaba con tarjetas perforadas. Recuerdo que mi primer programa tenía que calcular la nómina de una pequeña empresa; si en ese momento yo hubiera sabido lo inmenso que podría ser ese campo, me hubiera retirado de estudiar economía para estudiar programación.

Ahora, estoy hace uno o dos años buscando qué hacer para poder ganar algunos pesos extras, desde la comodidad de mi casa y gracias al internet he estado en miles de páginas web donde me ofrecen vender tiempo compartido, cremas adelgazantes, perfumes, máquinas, etc., hasta hoy, que me encontré con latinpedia, y creo que por fin, estoy haciendo algo que me gusta que es escribir, y también aportando algunas ideas para someterlas a discusión con un grupo de amigos que aunque no vea, espero que me lean.

A propósito, quiero también por éste medio proponer a latinpedia que se abran foros de discusiones sobre los temas que se publiquen y/o que se proponga un tema de mucha actualidad cada cierto tiempo, por ejemplo semanalmente, en el cual todos los lectores podamos opinar para enriquecer nuestra cultura y para tener contacto con todos aquellos que como yo, tengamos algo de alma de escritores o investigadores.

Sin querer ser adulador, quiero también agradecer a latinpedia la oportunidad de escribir y expresar mis ideas libremente, este es un medio que faltaba, no es igual a un blog de un periódico, donde se necesitan miles de autorizaciones, este es un medio que ojalá crezca y se enriquezca con la colaboración de muchas personas.