El misterio que envuelve al antiguo Egipto y la fascinación que provoca esta gran civilización que perdura a través de los años atrayendo nuevos adeptos e interesados en esta cultura, sus grandes construcciones dedicadas a la eternidad de los faraones y sus inmensas cámaras funerarias, el proceso de embalsamamiento de los cuerpos “las momias” tan popularizadas hoy en día en las películas de Hollywood , sus ritos funerarios, la grandeza de sus pirámides, esfinges, que en realidad han sido en su gran mayoría cubiertas por las arenas del desierto, pero a pesar de que las construcciones egipcias vayan desapareciendo con el paso del tiempo las leyendas de grandes figuras de esta cultura persisten al paso del tiempo y su historia es motivo de gran admiración en nuestros días, debo decir que quizás lo que me ha fascinado mas de Egipto es sin duda la historia de Cleopatra y ¿a quien no me pregunto? Si su historia ha sido llevada a la gran pantalla en mas de una ocasión basta recordar la película Cleopatra protagonizada por Elizabeth Taylor y Richard Burton, y las múltiples obras de teatro de Broadway dedicadas a esta gran figura y sin mencionar los cientos de libros que sobre ella se han escrito, todas estas historias escritas sobre los amoríos de cleopatra y muchas de ellas alejadas de la realidad y tergiversadas; pero bueno aun así nos sigue cautivando su historia, Cleopatra cuyo nombre completo fue Cleopatra Filopator Nea Thea, que significa "la diosa Cleopatra, la amada de su padre en realidad no era de origen egipcio ni mucho menos provenía del linaje real de faraones, ella era hija del general griego Ptolomeo XII Auletes, uno de los principales generales del gran Alejandro Magno, aunque en este período Egipto se encontraba ya en decadencia y gobernado por reyes extranjeros Cleopatra evocaba los antiguos principios divinos en los cuales los faraones eran descendientes directos de los dioses haciéndose llamar “la hija de Isis”, Cleopatra fue obligada a casarse con su hermano menor Ptolomeo y en medio de conflictos creados por un sacerdote de nombre Photin que controlaba el palacio egipcio esta sale victoriosa gracias a su alianza con cesar ya que esta reina seductora cuenta una historia se hizo ocultar en un tapiz que fue llevado ante el gran César por un guardián y al ser desenvuelto se encontraba Cleopatra de tan solo 21 años aunque las películas se han encargado de embellecer a Cleopatra y mostrarla como una mujer de gran belleza se sabe por algunos escritos, que en realidad era mas seductora que bella, era refinada, culta, hablaba varios idiomas en fin una mujer realmente interesante, además el maquillaje y la vestimenta probablemente fueron de gran ayuda, es importante mencionar que de su relación con cesar cleopatra da a luz un hijo llamado Ptolomeo-Cesar y lo proclaman como hijo de Amon-ra (dios solar con cabeza de halcón y que según las antiguas tradiciones de Egipto todos los faraones se consideraban sus hijos) todo esto para revivir el carácter religioso del antiguo Egipto, pero su historia de amor con cesar termino de forma trágica con la muerte de este a manos del senado romano, pero mas allá de sus historias amorosas Cleopatra fue una gran reina que logro mejorar las condiciones de su pueblo, pero como es bien sabido llegaría otra figura importante en la vida de cleopatra a sus 28 años conoce Marco Antonio quien en ese entonces gobernaba roma junto a Lépido y Octavio en el ya famoso y conocido Triunvirato, Marco Antonio, por lo que cuentan los historiadores contaba con cuarenta años de edad (mas joven que el antiguo amor de Cleopatra, Cesar), guapo, viril y muy impulsivo, por lo que se cuenta quedo fascinado por el encanto y la seducción de Cleopatra, mucho se ha dicho de este famoso romance en la historia: que les unía el amor verdadero, que era solo por la ambición de Cleopatra que esta se había unido a Marco Antonio, en realidad yo creo que fue un poco de todo amor y necesidad de tener un aliado político en esas épocas tan difíciles para Cleopatra en medio de un clima de tensión con medio roma de enemigos y con tal de proteger su amado Egipto Cleopatra era capaz de lo que fuese, a pesar de que Octavio ofrece en matrimonia a su hermana Octavia poco fue el tiempo que Marco Antonio permaneció a su lado ya que dudo mucho que alguna otra mujer romana de aquella época pudiera rebasar la delicadeza, preparación y encanto de Cleopatra, porque Cleopatra no era solo una simple mujer Cleopatra era el corazón de Egipto. Esta historia terminaría en un desenlace triste ya que entre el enfrentamiento entre Octavio y la alianza conformada por Antonio y Cleopatra sabemos que el primero resulto vencedor, quizás fue la poca habilidad de Marco Antonio como estratega o las pesadas embarcaciones de Egipto, ya que Egipto no era una nación dedicada a la guerra como Roma, lo demás ya lo sabemos después del intento de suicidio de Marco Antonio este muere en brazos de su amada la gran cleopatra, a pesar del gran poder de seducción de Cleopatra se sabe que Octavio era frio y de carácter enérgico y no cambiaria de parecer ni se dejaría convencer por la reina egipcia, viendo su fatal destino cleopatra decide terminar de su vida como lo haría una gran diosa, una hija de Isis, una gran reina, según cuenta la historia sus sirvientes le llevan un cesto con una áspid (serpiente que se consideraba sagrada para los antiguos faraones) que le muerde el pecho y depositando su veneno en el cuerpo de Cleopatra esta exhala su ultimo suspiro, con la muerte de Cleopatra se termina la esperanza del pueblo Egipto de volver a ser la gran nación de faraones, el cuerpo mortal de Cleopatra desaparece pero su historia la hace mas grande aun, su leyenda sobrevivirá al paso del tiempo latente en nuestras mentes , la grandeza de Egipto y a pesar del triunfo de roma sobre Egipto yo considero que nunca ni la belicosa roma ni otras naciones con gran poderío pudieron superar el encanto del antiguo Egipto, su esplendor, su magnifica grandeza, la perfección de sus construcciones, sus imponentes y grandes pirámides, sus múltiples deidades, una civilización construida para la eternidad.